Adelgazamiento del cabello



Consejos para cuidar el pelo que está adelgazando

La gente pierde el pelo por varias razones. Enfermedades y medicación (como la quimioterapia para tratar el cáncer) pueden causar pérdida de cabello. La pérdida de cabello también puede ser heredada de un padre. A menudo, el pelo adelgaza porque es de textura fina - o porque se han usado muchos químicos fuertes en él - por lo que se rompe fácilmente.

Estas son sugerencias para el cuidado del cabello, para ayudar a proteger el cabello, prevenir la pérdida adicional de cabello, y agregar volumen a su pelo existente.

1. Trate de colorear para la pérdida del pelo

Si usted heredó una tendencia a la caída del cabello, lo más probable es que tenga cabello muy sano. Por lo tanto, su pelo se puede beneficiar de tinturas permanentes o semi-permanentes para dar cuerpo y volumen al cabello.

Los medicamentos pueden debilitar el cabello, causando que se rompa o se caiga. La tintuta semi-permanente es buena en este caso también, porque no contiene amoniaco o peróxido. No va a dañar el pelo, pero le dará cuerpo y volumen.

Si su pelo es de textura fina, las tinturas semi-permanentes o permanentes fincionarán bien, siempre y cuando sea aplicada profesionalmente. El pelo teñido puede ser fácilmente sobre-tratado, lo que lo daña, causando pérdida adicional de cabello.

2. Utilice productos que den volumen
Muchos productos que dan volumen al pelo contienen parafina, la que es cera de abejas. Eso no es bueno para el pelo, porque se acumula y puede hacer que el cabello se rompa.

Sin embargo, los productos para el volumen vendidos en los salones ayudan. No le pesará el pelo suelto, y no lo dañará. El mousse, por ejemplo, se puede aplicar en la zona de las raíces para dar apoyo. Luego, comience a secar el área de la raíz con un secador de pelo, aplicando tensión con un cepillo para crear volumen. Use un spray de finalizado ligero para sostenerlo.

3. Lave y acondicione su cabello cuando esté sucio
Para proteger el cabello, lo mejor es usar champú sólo cuando el cabello está sucio. Dado que el cabello fino se ensucia más rápido, las personas con pelo de textura fina necesitan lavarse el pelo con más frecuencia - a pesar de que el pelo fino se rompe con más facilidad.

Por esa razón, el cabello de textura fina se beneficia de un buen champú y acondicionador.

4. Encontrar un estilo que se ajuste a su pelo
Los secadores de cabello no deberían ser un problema, incluso si tiene el pelo fino. Sin embargo, tenga mucho cuidado de mucho calor directamente sobre el cabello. Las planchas y rizadores pueden causar daños y roturas.

5. Obtener una onda permanente
Las permanentes pueden ayudar a dar volumen a los cabellos de textura fina - pero el cabello debe estar sano, no seco o quebradizo. Sólo una onda suave es aconsejada, porque ondas más rígidas pueden dañar el cabello. Debido a que los productos químicos en las permanentes son fuertes, una permanente debería ser sólo un último recurso para personas de pelo fino.

6.
De nuevo, asegúrese de que un estilista profesional le haga su permanente, de modo que el cabello no quede dañado.



Tratamiento para la caída

En los últimos años, la medicina ha hecho enormes avances en el tratamiento de la caída del cabello para los hombres. Con la llegada de los inhibidores 5-a-reductasa, tales como los de la propecia y la evolución de la cirugía para la restauración del cabello, para muchos, ya no es inevitable, vivir con una notable pérdida de cabello.

Frenar la caída

¿Te preocupa el retroceso de tu linea de cabello o el adelgazamiento tu pelo? No eres el único. A la edad de 35 años, dos tercios de los hombres experimentarán algún grado de considerable pérdida de cabello. Peor aún: A los 50 años, aproximadamente el 85 por ciento de los hombres han tenido un adelgazamiento significativo de cabello.

Causas de la caída

La alopecia androgénica o calvicie de patrón masculina es responsable de la gran mayoría de caída del cabello en los hombres. Si bien hay muchas posibles razones porque la gente pierde el cabello, incluyendo una enfermedad grave, la reacción a determinados medicamentos y en casos muy raros a los eventos estresantes.