Tratamiento para la caída del cabello




En los últimos años, la medicina ha hecho enormes avances en el tratamiento de la caída del cabello para los hombres. Con la llegada de los inhibidores 5-a-reductasa, tales como los de la propecia y la evolución de la cirugía para la restauración del cabello, para muchos, ya no es inevitable,  vivir con una notable pérdida de cabello. Por primera vez en la historia de la humanidad ahora es posible detener o retardar la progresión de la caída del cabello y reemplazar la pérdida de cabello a través de la cirugía, con resultados totalmente naturales. Sin embargo, la gran mayoría de los tratamientos para la caída del cabello que se comercializan hoy en día siguen siendo muy dudosos.

 
La conclusión es que la gran mayoría de la publicidad para "tratamientos" no funciona para la prevención y el tratamiento de la caída del cabello. Si un tratamiento de pérdida de cabello no es aprobado por la FDA americana o recomendado por las asociaciones medicas del cabello, lo más probable es que esté perdiendo valioso tiempo y dinero. Recuerde que el éxito del tratamiento para la caída del cabello depende en gran medida de una intervención temprana. Es fundamental comenzar el tratamiento con un producto eficaz tan pronto como usted nota la aparición de la caída de cabello.


Los dos siguientes tratamientos han sido clínicamente probado con éxito para el tratamiento de la pérdida del cabello en los hombres en diversos grados.

Finasteride, Proscar / Propecia

Finasteride es el nombre genérico de los medicamentos de marca Propecia y Proscar Finasteride fue desarrollado originalmente por Merck como una droga para tratar las glándulas prostáticas agrandadas (Proscar). Durante las pruebas médicas a los hombres con problemas de próstata un intrigante efecto secundario de crecimiento del vello se observó. Como finasterida ya había sido aprobado por la FDA para tratar la ampliación de próstata en los hombres, la compañía Merck decidió perseguir la posibilidad de desarrollar finasterida como la primera píldora para tratar el patrón de calvicie masculina.

El 22 de diciembre de 1997, la FDA aprobó una dosis de 1 mg de finasterida en el tratamiento de la alopecia androgénica en hombres (patrón de calvicie masculina). Propecia es el primer fármaco de la historia en tratar de manera efectiva el patrón de calvicie masculina en la gran mayoría de los hombres que la utilizan.

¿Cómo funciona Propecia / Finasteride?:

El éxito de Finasterida en el tratamiento para la caída del cabello se debe a su capacidad de inhibir específicamente Tipo II 5-alfa-reductasa, la enzima que convierte la testosterona en un más potente andrógeno dihidrotestosterona (DHT). La dosis de 1 mg de finasterida puede efectivamente bajar los niveles de DHT en un 60% cuando se toma a diario. El DHT es el que encoge o miniaturiza el folículo piloso, que finalmente conduce a la calvicie. Esta reducción del 60% en DHT ha demostrado detener la progresión de la pérdida de cabello en el 86% de los hombres que tomaron la pastilla durante los ensayos clínicos. 65% de los participantes del ensayo experimentaron lo que se consideró un aumento sustancial del crecimiento del vello.


A esta altura, el único tratamiento médico eficaz para detener el proceso de pérdida de cabello es reducir los niveles de DHT. La Asociación Americana del cabello recomienda finasteride como primera línea de ataque para todos los hombres interesados en el tratamiento de su patrón de calvicie masculina.

Minoxidil (Loniten)

Minoxidil (Loniten) fue el primer fármaco aprobado por la FDA para el tratamiento de patrón de calvicie masculina. Durante muchos años, minoxidill, en forma de píldora, se ha usado ampliamente para tratar la presión sanguínea alta. Al igual que la finasterida, los investigadores descubrieron un muy interesante efecto secundario de la droga. Las personas que toman la medicación experimentan un crecimiento del pelo en lugares inesperados como en sus mejillas y el dorso de sus manos, a algunos incluso les creció pelo en la frente.

Algunos investigadores emprendedores tuvieron la idea de que la aplicación de minoxidil tópico, directamente sobre la cabeza, podría ayudar a crecer el cabello en zonas de calvicie. Así lo hizo en distintos pacientes dependiendo de la magnitud de la pérdida de cabello, pero en su momento fue revolucionaria.

Aunque minoxidil ha sido clínicamente probado para retardar la progresión de la caída de cabello y para impulsar su crecimiento en algunos casos, la mayoría de los expertos la ven como una droga relativamente poco eficaz en la lucha contra la caída de cabello. El que minoxidil no tiene ningún efecto hormonal en el proceso de pérdida de cabello es positivo, resulta favorablemente como efecto temporal y por lo general es algo decepcionante en los resultados a largo plazo.

Con esto dicho, para la Asociación Americana del cabello esta sigue siendo el medicamento recomendable para aquellos que no han respondido favorablemente al finasteride y para los que desean añadir otro producto a su régimen.

Otros Tratamientos

  • Cabello Postizo
  • Transplantes de Cabello
  • Tratamientos futuros


  • Más informaciónMen's Fitness.

    Tratamiento para la caída

    En los últimos años, la medicina ha hecho enormes avances en el tratamiento de la caída del cabello para los hombres. Con la llegada de los inhibidores 5-a-reductasa, tales como los de la propecia y la evolución de la cirugía para la restauración del cabello, para muchos, ya no es inevitable, vivir con una notable pérdida de cabello.

    Frenar la caída

    ¿Te preocupa el retroceso de tu linea de cabello o el adelgazamiento tu pelo? No eres el único. A la edad de 35 años, dos tercios de los hombres experimentarán algún grado de considerable pérdida de cabello. Peor aún: A los 50 años, aproximadamente el 85 por ciento de los hombres han tenido un adelgazamiento significativo de cabello.

    Causas de la caída

    La alopecia androgénica o calvicie de patrón masculina es responsable de la gran mayoría de caída del cabello en los hombres. Si bien hay muchas posibles razones porque la gente pierde el cabello, incluyendo una enfermedad grave, la reacción a determinados medicamentos y en casos muy raros a los eventos estresantes.